Pan sin levadura y sin amasado o pan de soda con cerveza negra

domingo, junio 02, 2019
Pan de soda con cerveza negra

Si a mi me dicen que puede hacerse un pan sin levadura , y sin fermentar que se forma gracias a soda o bicarbonato, os aseguro que lo primero que pienso es que me están tomando el pelo. Tal vez por eso era tan escéptica en un principio con este pan. Eso si yo no le pongo pegas a nada y yo tenía que probar este pan de soda de una forma u otra.

Pero como muchos sabéis no me gusta que mis recetas sean convencionales, me aburre totalmente, así que decidí darle la vuelta a la tortilla y hacer un pan de soda con cerveza negra o cerveza Guinness.
Tal vez era un poco arriesgado, ya que no había echo nunca esta receta, pero es que a mi me encanta experimentar. ¡No hay nada que me aburra más que cocinar algo que ya se hacer!

Seguramente si no eres amante de la cerveza negra, ya piensas que esta receta no te va a gustar. "Te entiendo, yo misma odio la cerveza negra, pero al igual que con la tarta Guiness, esta tarta no tiene sabor a cerveza en absoluto. Creerme o no ya será algo que tu tendrás que valorar, pero puedo asegurarte que este pan es pura mágia: Facil, Rápido y Resultón


corte pan de soda con cerveza negra


Y si aún no me crees y quieres comprobar con tus propios ojos la textura de este pan, te animo a que veas el vídeo de como hago este maravilloso pan.



Y como se puede ver en el nombre, con esta receta participo en el concurso de blogueros cocineros de canal cocina. Así que te animo que veas este riquísimo pan, y sino al menos, que me desees suerte . Y sin enrollarme más,¡vamos manos a la masa!



Ingredientes:


  • 600 gr. de harina de espelta o integral
  • 300 gr. de harina de uso común
  • 400ml de leche entera
  • 4 cucharadas de zumo de limón
  • 200ml de cerveza negra
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharaditas de bicarbonato
  • Nueces troceadas (Opcional)
  • Copos de avena (Opcional)



Preparación del pan de soda:

Nuestro primer paso para hacer este pan es hacer un buttermilk, para ello vamos a poner en un tarro la leche entera y el zumo de limón, removemos y tapamos el tarro unos 15 minutos para que la leche se "corte" y se forme el buttermilk.

En un bol vamos a agregar los dos tipos de harina, la sal y el bicarbonato, después mezclamos y agregamos la cerveza, a temperatura ambiente. Ahora vamos a agregar el buttermilk, y vamos a ir mezclando a medida que la harina absorba el líquido. Debemos ir agregando hasta que "nos lo pida la masa". Dependiendo de la harina será un poco más o un poco menos. Eso si, yo os recomiendo reservar un par de cucharadas de buttermilk para más adelante.

Una vez ya no necesite más líquido la masa, "amasaremos" hasta que se junten todos los ingredientes y se forme una bola. Yo no lo tuve ni tres minutos amasando, así que nos olvidamos de sudar la gota gorda amasando e intentando desarrollar el gluten.

Cuando la masa ya esté lista, tenemos la opción de aplanarla e integrar las nueces troceadas. Si elegimos esta opción hay que amasar y desgarrar la masa, para que las nueces se repartan bien por toda la masa.

Ahora vamos a dar a nuestra masa forma ligeramente alargada y cilíndrica y poner en un molde rectangular, de plum cake o similar, que previamente habremos untado con aceite de oliva y espolvoreado con un poco de harina de espelta o integral. 
Acomodamos bien la masa, hacemos unos cortes con la ayuda de una cuchilla o un cutter, y la pincelamos con un poco del butter milk que habíamos reservado, esto ayudara a que tome color y nos facilitará que los copos de avena se peguen. ¡Así que a espolvorear generosamente con copos de avena, y para el horno! 

¡A que ha sido fácil! Por ahora ningún problema. ¿No?

Ya solo nos queda hornear nuestro pan a 200-220ºC unos 50-60 minutos, todo dependerá del molde. Una vez tengamos un pan crujiente y morenete, lo sacamos del horno, lo desmoldamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.


Pues creo que ya ha enfriado nuestro pan así que yo me voy a hacer unas ricas tostadas de aguacate, tomate y reducción de cerveza.


tosta de pan sin levadura ni amasado



Y con lo que me ha sobrado he hecho unas tostadas de lujo para el desayuno con mantequilla y mermelada .¿Quereís un bocadito?


tosta de pan de soda con mermelada


Consejos:


  • Para obtener una corteza bien crujiente a mi me gusta verter agua caliente en la base del horno justo cuando pongo el pan, esto crea vapor al hornear. Y suelo repetir este proceso un par de veces durante el horneado.
  • Si veis que se está quemando mucho el pan, bajar la temperatura a 180ªC, eso si, no temáis por los copos de avena, no se queman fácilmente.
  • Es mejor dejar reposar 10 minutos antes de desmoldarlo, pues quemará bastante
  • Este pan no aguanta tanto, así que lo que no os vayaís a comer ese día partidlo en rebanadas y congeladlo para hacer unas ricas tostadas.
  • Para este pan hice unos ricos huevos pasados por agua y lo que me sobro de cerveza hice una reducción de cerveza y panela, que acompañado con un chorrito de A.O.V.E  está de lujo.


Espero que te haya gustado esta receta y te animo a que la prepares que no te defraudará. ¡Y recuerda que nos vemos la próxima semana con otra rica y deliciosa receta.

* Más recetas deliciosas *

0 comentarios

¡Ya sabeís que me encanta leer vuestras opiniones así que no os corteís!

Colaboro con

Que Recetas

Colaboro con