Cheesecake de lima limon sin horno, una tarta cremosa y refrescante

sábado, agosto 18, 2018
cheesecake de lima limon sin horno


¿No os encanta el saborcito a lima limón? En casa siempre me dicen que no se nota la diferencia,¡pero vaya si se nota! Y como hace poco era mi cumpleaños, hice esta riquísima tarta, cremosa, refrescante y ligeramente acidita.¡Todo en uno! ¿Que más se puede pedir?¿Sin horno?¡Pues ale, sin horno,que con estos calores no apetece nada encender el horno.
¿Quien se apunta a un trocito? ¡Cuidado que vuela!

Trozo cheesecake de lima limon

Y para que comprobéis lo sencilla que es de hacer, aquí os dejo el paso a paso en vídeo para hacer esta deliciosa tarta






Ingredientes:
  • 500gr de queso crema
  • 300ml de nata
  • 300gr lima-limon curd, receta aquí
  • 80-100gr de azúcar glass
  • 10 gr. de gelatina en polvo o 6 hojas de gelatina
  • Galletas de limón tipo sandwich
  • 50gr. de mantequilla



Preparación:

Lo primero que necesitamos es la lemon curd, o en mi caso la lima-limón curd, yo en mi caso la hice casera, al microondas, aunque si lo preferís podéis comprar lemon curd y hacerla solamente sabor limón. Aunque casera es mucho más rica, pinchando aquí, encontrarás la receta de tres cremas al microondas para rellenar tartas, para que así puedas hacer esta rica crema. En esta ocasion, el único cambio que he hecho, para hacer la crema de lima-limón, es mezclar el jugo de limones con el de limas.
¡Y voilá! Una crema de lima limón

Como queremos obtener una crema fina, te recomiendo colarla por un colador fino, y dejarla enfriar, antes de comenzar, con el resto de la cheesecake.

Después necesitamos un molde de 20-22 cm de diámetro, y vamos a forrar la base con papel de horno. Ahora toca el turno de picar las galletas de limón, e ir mezclando con la mantequilla derretida, poco a poco, hasta que se vuelva más grumosa, como arena mojada, y así podamos hacer la base. Para que quede una base compacta, espacir la mezcla de galleta por el molde, y presionar con la ayuda de un vaso o una cuchara. Una vez,obtengamos una base compacta y firme, la reservaremos en la nevera, mientras preparamos el resto de la cheesecake.

Ahora toca rehidratar 6 gr. de gelatina, o 2 cucharaditas rasas, en un chorrito de agua fría. (Si preferimos usar hojas de gelatina,lo podemos sustituir por 4 hojas)  
Mientras rehidrata la gelatina, en un bol montar la nata ( Recuerda que tanto la nata,como el bol y las varillas deben estar muy frías) hasta que nos quede semimontada, debe quedarnos ligera, como una crema. 

En otro bol mezclar el queso y 200gr. de lemon curd,y reservar el resto en la nevera, con unas varillas , hasta que se forme una crema. Ahora hay que ir agregando la nata que habíamos montado, poco a poco, con movimientos envolventes, con la ayuda de la lengüeta. A medida que vamos agregando la nata, añadimos el azúcar, en forma de lluvia, y probamos hasta que quede a nuestro gusto la crema. 

Una vez tengamos una crema homogénea ,apartar un par de cucharadas de crema en un cuenco y  verter la gelatina, que habremos fundido previamente en el microondas unos segundos. No debe estar muy caliente la gelatina o cortaremos la nata. Mezclar bien, y después, verter y mezclar con el bol de crema de cheesecake. Para que se integre bien todo podemos darle un par de vueltas con las varilllas a baja potencia.

Sacar el molde con la base de galleta de la nevera e ir agregando la crema de cheesecake, acomodando la crema con la espátula, para que así no tenga burbujas de aire. Después,de verter toda la crema, alisar la superficie con la ayuda de una espátula o cuchara. Ahora vamos a dejar reposar la tarta de queso en la nevera hasta que cuaje, un mínimo de 4 horas.

15 minutos antes de hacer la cobertura de la tarta, meter en el congelador la tarta, y después ponernos con la cobertura.
Después rehidratar 4 gr. de gelatina en polvo en un chorrito de agua (Puede sustituirse por 2 hojas de gelatina) y dejar reposar 5 minutos, ahora vamos a fundir la gelatina unos segundos en el microondas 
En un bol al baño maría, calentar la crema de limón que habíamos reservado y agregar la gelatina fundida, así obtendremos una crema más ligera para bañar nuestra tarta. Verter la crema de limón sobre la tarta e inclinar el molde de un lado a otro para que la cobertura se reparta por igual. Ya solo nos queda dejarla reposar en la nevera, para que termine de cuajar, mejor de un día para otro.

Una vez, cuajada la tarta, pasar un cuchillo por los bordes y desmoldar la tarta, colocar en el plato donde lo vayamos a servir, y quitar el papel.

Para decorar la tarta yo he optado por decorar los bordes con nata montada y con la boquilla 1 M Wilton, espolvorear los bordes con un poco de ralladura de lima, y poner una rodaja de lima y unas hojas de hierbabuena, en el centro de la tarta.


tarta de lima limón con crema de limón


Y ahora solo queda disfrutar de esta deliciosa y refrescante tarta de lima limón. ¿Quien quiere otro trocito? 


Tarta de lima limón

Espero que te haya gustado esta deliciosa tarta de queso y lima limon, y recuerda que nos vemos la próxima semana con otra sencilla y deliciosa receta

* Más recetas deliciosas *

0 comentarios

¡Ya sabeís que me encanta leer vuestras opiniones así que no os corteís!

Colaboro con

Que Recetas

Colaboro con

colaboro con

Colaboro con